WoodWard  aprovecho el talento innato de Fernan Origel  para filmar sus mejores líneas en las instalaciones del Woodward Riviera Maya.